Tarragona busca incrementar su tráfico internacional {Comentarios desactivados en Tarragona busca incrementar su tráfico internacional}

El Puerto de Tarragona busca favorecer su tráfico internacional, tanto de mercancías como de pasajeros, ya que este año se ha notado un aumento de las transacciones navieras. Además, se quiere fomentar el flujo de cruceros aprovechando el efecto llamada del complejo BCN World en la Costa Daurada.

Josep Andreu, presidente del Puerto de Tarragona ha indicado que están buscando una ubicación para construir una terminal provisional, que estaría disponible en unos dos años, para dar servicios a los cruceros durante los próximos 10 años mientras se consolida el proyecto global de cruceros.

crucero

La ubicación definitiva del proyecto junto al Puerto Deportivo sería la más idónea, ya que se precisa disponer de calados de más de 20 metros de profundidad para que estos grandes barcos puedan recalar en un puerto.

Fortaleciendo el sector turístico marítimo

Este plan está integrado dentro de las actuaciones que la ciudad está haciendo para favorecer el interés turístico, en el que los viajes en crucero ya cuentan con buenas previsiones para los próximos años.

Esta previsión del aumento del turismo por mar lleva a los responsables del Puerto de Tarragona a considerar realizar una inversión de unos 50 millones de euros en esta terminal de cruceros.

Buena previsión para el tráfico de mercancías

En cuanto al tráfico de mercancías, en 2014 se espera conseguir un máximo histórico, estando cerca de la impresionante cifra de 500 millones de toneladas, con lo que se lograría incrementar en un 4% el tráfico previsto al cierre del ejercicio.

Uno de los puntos clave en la consecución de semejante incremento será la bajada de las tasas portuarias que se realizará para el siguiente año, lo que incrementará la utilización del puerto tarragonés como lugar de desembarco mercantil.

Reducción de las tasas

Otro factor que facilitará el aumento del tráfico mercantil será la reactivación económica que se estima empezará a producirse a lo largo de 2014. Así pues, la rebaja de los costes portuarios era, prácticamente, “una necesidad fundamental si España quiere aumentar su competitividad ya que prácticamente el 70% del comercio exterior entra vía portuaria”, según José Llorca, presidente de Puertos del Estado.

La reducción de las tasas variará según sea el servicio del que se quiera disponer. La reducción de la tasa de utilización de las instalaciones que le corresponderán a un buque y su mercancía será de un 5%, mientras que la de ocupación de terrenos será del 33% y la de astilleros y zonas de reparación del 50%.