Los encantos del Pirineo aragonés{Comentarios desactivados en Los encantos del Pirineo aragonés}

Más conocidos en la época invernal que en la veraniega, lo cierto es que el Pirineo aragonés comienza a aparecer en los planes vacacionales de muchas familias españolas, ya no sólo como destino de esquiar, sino también como lugar natural, donde realizar todo tipo de actividades culturales y deportivas.

Amantes de la montaña

No hay duda de que quien acuda al Pirineo Aragonés es un amante de la alta montaña. Todo allí está en altura, y la mayoría de actividades a realizar están relacionadas con este deporte. Por ello, bien sea para esquiar, bien para realizar todo tipo de rutas en verano, este lugar está marcado como destino predilecto para aquellos viajeros con expectativas lúdico-deportivas. Entre sus montañas más famosas se puede acudir a la cima del Aneto, que a sus más de 3400 metros de altitud ofrece una vista paradigmática de toda la frontera franco-española. Son multitud las rutas a pie que unen ambos países y anualmente muchos aventureros eligen estas zonas para aprovechar sus vacaciones. Para los más clásicos, hay una gran variedad de empresas por la zona que ofrecen también visitas guiadas a las diferentes cumbres de la comarca, una apuesta segura para los que se inician en la alta montaña. Pero si hay algo que caracteriza a toda esta zona, es la gran variedad de posibilidades de turismo activo que ofrece. Esquiar es el símbolo del Pirineo. La principal fuente turística y de visitantes. Pero no la única.

Mucho más que esquí

Puesto que cada vez son más los turistas que acuden fuera del invierno a esta zona del territorio español. Movidos por un afán aventurero y por la cantidad de posibilidades de turismo activo que ofrece. Uno de los más solicitados y también peligrosos es el descenso de barrancos. Una actividad con cada vez más adeptos. El Pirineo aragonés es una de las zonas más escarpadas y donde mejores recorridos hay para realizar esta difícil pero entretenida actividad. Los cañones que se abren entre las montañas son el escenario principal de este tipo de actividad. Los descensos de canoa y piragua son otro de los atractivos turísticos, que al igual que el barranquismo añade un punto de peligrosidad, que muchos aventureros incluyen en sus planes vacacionales. Los ríos y corrientes que se abren en los valles aragoneses también son escenarios idílicos para realizar rafting, descensos de rápidos y otras variantes de este deporte. Son muchos los encantos que esconde el Pirineo aragonés y por tanto, es mucho lo que turistas descubrirán al adentrarse en las montañas de este territorio.
Es aconsejable desplazarse a los Pirineos con vehículo propio, puesto que depender del transporte público puede restar autonomía. Si no se dispone de uno propio, algunas páginas como ésta ofrecen servicio en muchas ciudades.